El primer paso debe consistir en identificar y tomar conciencia de los riesgos existentes en todos los establecimientos con respecto a las actividades cotidianas de carácter individual y colectivo. Además, es importante aprender a aplicar actitudes positivas como primer paso hacia la “Prevención”, cuya prioridad básica e irrenunciable es la seguridad de la totalidad de las personas residentes en el edificio.

Una vez que se toma conciencia de los posibles peligros existentes, es conveniente unificar criterios entre el personal directivo y no directivo de una institución para diseñar un plan de evacuación que permita saber cómo actuar en una emergencia y así reducir los probables efectos de un siniestro.

La eficacia del plan de evacuación depende del entrenamiento de sus participantes a través de simulacros organizados por la institución.

En la Ciudad de Buenos Aires existe la Ley 1346/04 la misma crea el Plan de Evacuación y Simulacro en casos de incendio, explosión o advertencia de explosión.

 
El Plan establece la realización de simulacros dos veces al año, es de aplicación obligatoria en edificios, tanto públicos como privados, oficinas, geriátricos, locales bailables, escuelas, hoteles, clínicas, hospitales y en todos aquellos que brindan atención al público. 
Es necesario adecuar el plan a las características propias del inmueble, teniendo en cuenta que es de aplicación voluntaria en el caso de las viviendas particulares.

SERVICIOS QUE BRINDAMOS

  • Creación del Plan de Evacuación
  • Realización de los Planos de Evacuación
  • Capacitaciones
  • Simulacros
  • Gestión ante Defensa Civil
 

Buenos Aires - Argentina 2007